Emily Estefan, heredera de un imperio musical

 

Compositora, cantante y productora, la hija de Gloria y Emilio Estefan vive centrada en la promoción de su álbum debut, ‘Take Whatever You Want’

Carátula del disco más reciente de Emily Estefan

Miriam Soto/EFE

Es la heredera de un imperio musical, pero eso no le preocupa. A punto de cumplir 22 años, Emily Estefan quiere abrirse camino como cantante y compositora con un estilo personal y por méritos propios. Asegura que, aunque esté siguiendo sus pasos, “no aspiro a ser la sucesora de Gloria Estefan. Eso no se puede hacer, así que no me lo puedo proponer”, afirma rotunda en la entrevista exclusiva con Efe.

Compositora, cantante, música y productora, Emily Estefan vive centrada en la promoción de su álbum debut, ‘Take Whatever You Want’, que saldrá a la venta el próximo 3 de febrero. “Todos mis días están dedicados al lanzamiento del álbum”, afirma, así como a la preparación de su concierto de presentación en Miami, en el Festival Miami, un día antes de la publicación de su primer trabajo.

Los adelantos del disco, ‘F#ck To Be’ y ‘Reigns (every night)’, el primer single lanzado con su propio sello discográfico, Alien Shrimp Records, son toda una declaración de intenciones y han dejado entrever lo que se puede esperar de la polifacética artista, graduada este año en el Berklee College of Music de Boston.

El pasado mes de octubre Emily Estefan obtuvo el reconocimiento de la música latina al recibir en Miami el premio La Musa como compositora revelación del año y entrar así en el Pabellón de la Fama de los Compositores Latinos.

“Emily es una de las cantautoras más dinámicas que emerge en esta generación y queremos verla crecer y que comparta su gran talento musical a partir de ahora y en el futuro”, dijo Larry Underwood, fundador y director ejecutivo de WorldArts al anunciar el premio.

Agradezco haber nacido en una situación privilegiada

Con ocho años se subió por primera vez a un escenario durante la gira mundial de su madre, e impresionó con su habilidad como percusionista y guitarrista. La música ha sido parte importante de Emily desde que nació, pero no siempre tuvo claro que seguiría el camino al que parecía destinada.

“He crecido rodeada de música, pero hubo un momento en el que estuve parada por la indecisión, no sabía qué estudiar, qué iba a hacer en el futuro… Y cuando me empecé a separar de la música noté que no podía vivir sin tenerla en mi vida cada día”, confiesa la artista.

Orgullosa del apellido Estefan, y “fan número 1” de Gloria, la música de Emily nada tiene que ver con la de su madre. “Si esperan escuchar a Gloria Estefan se decepcionarán”, dice la artista de un disco en el que, comenta: “por momentos sí se percibe la herencia y la misma cultura, pero es totalmente distinto, y creo que eso el público ya lo sabe”.

Precisamente ante Gloria vivió su momento más difícil como cantante. “La primera vez que canté para ella fue la primera vez en mi vida que no me salía la voz. Estaba muy nerviosa y le dije: tengo que hacer algo muy rápido, pero no puedes llorar y no me puedes mirar. Hizo las dos cosas, claro. A partir de ese momento empecé a encontrar mi voz como cantante y mi camino como compositora”.

Emilio y Gloria Estefan son la pareja más influyente de la música latina, pero eso no siempre ha sido una ventaja para Emily. “Me ha condicionado para bien y para mal”, cuenta Emily, quien agrega: “agradezco haber nacido en una situación privilegiada, bella, maravillosa, que no cambiaría por nada, y contar con un apoyo tan importante ahora que comienzo mi carrera musical”.

“Pero también es difícil, porque mucha gente tiene opiniones, dice cosas muy feas, quieren un pedazo de ti y no te dejan sola, y tampoco te conocen, sólo les interesas porque eres la hija de Gloria Estefan. Eso es complicado, sobre todo cuando eres pequeña, cuando estás creciendo”, manifiesta la artista.

“Ahora lo entiendo más y veo todas las cosas bellas que trae y cada oportunidad que eso me ofrece, pero ser hija de ellos me ha dado una piel muy dura para afrontar la vida”, asegura Emily.

“Para ser músico también necesitas eso, porque te da mucho material para escribir”, agrega la hija de los Estefan.

Mi esencia es cubana

Emily Estefan no olvida tampoco sus raíces cubanas.

“Mi esencia es cubana y en algunas canciones sale esa vena, en la percusión, por ejemplo, durante unos segundos, eso está”, indica Emily para agregar que ahora está escuchando y estudiando los álbumes viejos de Celia Cruz y de Cachao, para “entender esa música, conocerla mejor”.

De su álbum debut, Emily cuenta que fue una experiencia muy solitaria pero que, a la vez, le sirvió para conocerse a sí misma y crecer como persona.

Sola en su apartamento de Boston, de madrugada, fue dando forma a un disco con influencias de varios estilos musicales, desde el jazz al R&B, y en el que, a excepción de los metales grabados en el estudio de Miami, se ha encargado de toda la parte instrumental, además de componer las letras.

En su primer disco, Emily incluye también algún tema en español, como ‘Si lo pides tú’. Una canción de amor para ella misma, en la que dice adiós a su versión “antigua”, a la que tenía miedo a cantar, a expresar lo que tenía dentro, y da la bienvenida a la artista todoterreno que estaba esperando su momento.

“No sé lo que me depara el futuro y eso es lo divertido. No tengo ni idea de lo que va a pasar, ni estoy esperando nada, la verdad. Cada día trato de hacer todo lo que puedo para contar mis historias de la manera que quiero que salgan. Si consigo la sonrisa de alguna persona o la admiración de alguien, con eso me doy por satisfecha”, concluye Emily.

Speak Up!